Make your own free website on Tripod.com

Comunicados/Artículos

Llamado de Oilwatch Panamá al Foro Americalatina-Unión Europea sobre Energías Renovables
.
Alerta Civico Ambiental a OXY, DUTEMP, Centro Energetico en Panamá
Oilwatch Panamá: Pronunciamiento ante Cumbre de la OEA
Petroterminales, Refineria de OXY y Derrame
Derrame Petrolero Chiriqui Grande
Costas y Conflictos Socioambientales en el Istmo
Llamado de Oilwatch Panamá al Foro Americalatina-Unión Europea sobre Energías Renovables

Llamado de Oilwatch Panamá al Foro Americalatina-Unión Europea sobre  Energías Renovables

 

La realización en nuestros país los días 9, 10, 11 de octubre  del Foro Sobre Energías Renovables entre América Latina y la Unión Europea, sin duda significa un importante hecho político para la región, sobre todo cuando es evidente el agotamiento de las reservas de crudo del mundo, y la proximidad al fin de la era petrolera. Una era que ha marcado la historia del planeta con guerras, y genocidios por los recursos energéticos, y sobre todo, con destrucción del planeta mediante altísimos impactos ambientales derivados de los modelos de consumo basado en los hidrocarburos, lo cual hoy aumenta en sufrimiento de los seres humanos, pobreza, y debilitación social a través de cataclismos naturales, aumento de enfermedades, etc. como producto del  Cambio Climático gestado en la sociedad petrolera.

 

Nuestro País...

Sin embargo, a pesar de que la  industria petrolera ha mostrado su capacidad ilimitada de destrucción de los ecosistemas planetarios durante todo el siglo XX, en nuestro país hoy, el gobierno Panameño se empecina en otorgar concesiones de exploración y explotación a empresas como Circle Oil en el Caribe Sur Panameño(bloque Colombia), frente a la Comarca de Kuna Yala; y en el Pacífico, en el áreas del Golfo de San Miguel y Garachiné, Golfo del Darién en la provincia de Darién la Empresa Global Energy, subsidiaria de la Empresa Harken Energy, con un ya trágico pasado reciente en la hermana república de Costa Rica. Y además, pretende seguir acentuando nuestro terrible papel de país de trasiego de combustible fósil buscando que los Programas regionales de integración energética faciliten la construcción una megarefinería en el territorio nacional.

 

A pesar de que nuestra organización consecutivamente ha mostrado, mediante varias notas al gobierno, solicitud de información sobre el desarrollo de estos proyectos, preocupados por sus impactos ambientales en nuestras costas y daños a comunidades, hasta la fecha no ha sido posible que faciliten ningún tipo de información, sino que han respondido con evasivas.

 

Panamá ya tiene un historial, aun silenciado, de terribles impactos ambientes producto de industria Petrolera  mundial que por más de medio siglo ha producido la contaminación de nuestras Costas con hidrocarburos. Los datos hablan por sí solos: de 2.8 mg/L hasta 7.5 mg/L, es decir, niveles de contaminación, incluso, por encima de los estándares internacionales permisibles (ANAM, URS Holdings, Inc. Estudio Científico y Técnico, Aguas Marinas y Costeras. Enero del 2005). Todo esto como resultado la situación de transito interoceánico que posee el país, con el Canal de Panamá y la economía de servicios, actividades en torno a la cuales se desarrolla una gran infraestructura para transportar, y almacenar combustible fósil, la cual en la situación de desregulación actual y la ausencia de  mecanismos institucionales de conservación ambiental efectivos produce impactos ambientales considerables y progresivos. 

El desarrollo de exploraciones y explotaciones de hidrocarburos en nuestras costas trae aún mayores impactos ambientales sobre nuestras costas.

 

En la Naturaleza todo Cambia o es cambiado, y tiene sus impactos

Entendemos que frente al fin de la era Petrolera, las naciones del mundo se lanzan a una carrera por el desarrollo de las llamadas fuentes Renovables de producción de Energía, sin embargo, la concepción industrialista del concepto de "energía renovable", tiende a creer que por ser renovables no producen impactos ambientales o de otro tipo. En nuestro país decenas de ríos importantes para la vida de comunidades y ecosistemas están en peligro de ser destruidos para desarrollar proyectos hidroeléctricos. Empresarios, como el caso del Ingeniero Educador Vallarino, del Proyecto Río Cobre, S.A., en Veraguas, han incurrido en todo tipo de estratagemas para doblegar la voluntad de resistencia de las comunidades, en defensa de su fuente vital de agua, afectando los derechos humanos de estas comunidades. Y este es sólo uno los diferentes ejemplos en el territorio nacional; donde poder político, y empresarios de la industria de generación energética, con el discurso de desarrollo de " Fuentes Renovable de Energía", pretenden destruir el equilibrio hidrológico que sustenta los ecosistemas que alberga nuestro país, ya enormemente lesionados por la ganadería extensiva, la agricultura basada en técnicas occidentales, aguas servidas y demás desechos.

 

Un Llamado por el Futuro

Antes que la discusión sobre el desarrollo de Energías renovables, como mera técnica para el negocio, creemos que el mundo, las naciones latinoamericanas, y nuestro países tienen que encaminar esfuerzos a debatir democráticamente para replantear la forma en que están organizados sus modelos energéticos, cuyos patrones de desarrollo han mostrado hasta la saciedad su insostenibilidad; el mejor ejemplo, es el convulso mundo ambiental y social que hoy tenemos. No podemos producir energía a partir de recursos estratégicos para una lógica de consumo irracional, y tampoco para que los beneficios sean distribuidos inequitativamente entre los ciudadanos.  Tal perspectiva de desarrollo de los modelos energéticos nos lleva a la centralización de los beneficios y las decisiones, por tanto, al caos socioambiental.  

 

En nuestro país, las leyes que regulan el modelo energético no tienen los más mínimos mecanismos mediante los cuales un ciudadano común pueda ser escuchado, y donde una obra infraestructural de generación por motivos ambientales, o sociales, pueda ser rechazada por la comunidad. Ante tal indefensión, son muchos los grupos comunales de resistencia ecologista que han surgido para frenar por medio de presión social estos abusos del Estado Panameño y las empresas privadas de generación energética. Y aún, los mecanismo de la legislación ambiental de consulta comunitaria, por principios doctrinales, pasan como "requisitos formales" para desarrollar la obras. Por mucha energía "renovable" que se produzca, si no hacemos cambio de estas lógicas, los próximos años continuaremos viendo más de lo mismo.

 

Finalmente, hacemos un llamado a la comunidad internacional, a todos los ciudadanos del mundo, a que presione al gobierno Panameño para que respete los principios de Precaución (artículo 3, Convención Cambio Climático), el principio de participación pública(Principio 10, Declaración de Río), equidad intergeracional(Declaración de Estocolmo), asi como los demás principios y disposiciones de acuerdos internacionales para la protección ambiental, también ratificados por Panamá, pues en materia de protección ambiental como consecuencia del Modelo Energético Panameño, no lo está haciendo.

 

 

Por la Coordinación OilWatchPanamá

José González Jaramillo

http://oilwatchpanama.tripod.com